En la actual producción de muebles, las necesidades derivadas de las modernas soluciones de diseño, apuestan por maximizar la estética y realizar accesorios capacez de unir elegancia y eficiencia de la mejor manera, continuando con el objetivo de mantener la calidad y las altas prestaciones técnicas.

El acabado titanio, introducido por Salice por primera vez en 2011 y ahora ya convertido en un estándar distinguido y refinado, consigue unir tonalidades cálidas y decididas con matices tecnológicos y futuristas, y aumentar también considerablemente la resistencia a la corrosión.

Utilizado no sólo en bisagras para muebles, sino también en otros numerosos productos de la gama Salice, el acabado titanio permite una integración perfecta en cada ambiente, tanto con los colores oscuros como con las diferentes tonalidades de las esencias de madera.

El acabado titanio está en completa sintonía también con las últimas tendencias presentadas en el “Salón del Mueble de Milán”: materiales high-tech que reproducen el efecto natural de piedras, metales y mármoles, así como texturas refinadas.

Solicitud de información

También pueden interesarle: